Regla Confraternidad

REGLA DE LA CONFRATERNIDAD

DE CRISTO FLAGELADO

DE COANIQUEM, PUDAHUEL-CHILE.

El sufrimiento de nuestro tiempo es grande. Cristo vino al mundo para salvarnos, se dejó martirizar y crucificar, resucitó de la muerte y nos envió al Espíritu Santo Consolador para que nosotros, como redimidos, sirvamos al Dios Uno y Trino ahora y en todo momento en alegría y alabanza.

El Cristo Flagelado venerado en Wies Alemania desde el año 1730, y ahora en el Santuario erigido en COANIQUEM, Pudahuel, Santiago de Chile, nos llama para que desde  una pureza de vida podamos recibir adecuadamente la gracia que el Padre nos ha regalado por su Hijo.

El nos transformará por su sufrimiento y glorificación en hijos e hijas del Padre para que irradiemos vigorosamente su amor hacia el mundo y aliviemos sus necesidades y padecimientos.

Porque como hijos y coherederos de Dios podemos, con la fuerza de su Espíritu Santo y la intercesión de María Causa de Nuestra Alegría, apaciguar efectivamente la miseria de nuestro tiempo que se expresa principalmente:

– En la debilidad y tibieza de nuestra propia fe

– En el desgastamiento y desunión de aquellos que creen en Cristo.

– En las más diversas formas de sufrimiento y necesidades que oprimen a muchos hermanos nuestros en su cuerpo y en su espíritu.  De manera especial en los enfermos y, de modo particular en la persona de los niños quemados, de sus familiares y de todos aquellos que colaboran propendiendo a su completa rehabilitación.

Estos criterios deben influir las vidas de los miembros de la Confraternidad de Cristo Flagelado que está en COANIQUEM.

  1. NOMBRE Y SEDE

Esta institución se erigirá bajo la forma de una  asociación privada de fieles con personalidad jurídica canónica, y llevará el nombre de “CONFRATERNIDAD DE CRISTO FLAGELADO, DEDICADA AL SENTIDO REDENTOR DEL SUFRIMIENTO“, la que tendrá como sede el ‘Santuario de Cristo Flagelado‘ de COANIQUEM, Corporación de Ayuda al Niño Quemado, ubicado en calle San Francisco 8586, Pudahuel, Santiago de Chile. Dicho Santuario tiene como patronos al mismo Cristo Flagelado, y a María Causa de Nuestra Alegría.

La Confraternidad, se inspira en la Confraternitas Domini Nostri Flagelati, cuya sede es la Iglesia de Peregrinación de Wies, 8924, Wies Steingaden, Alemania, que goza de estatuto jurídico de Asociación Pública eclesial, al tenor del Canon 301.

Para los efectos de la presente Regla se entenderá por Grupo COANIQUEM  al conjunto de instituciones con o sin fines de lucro que han tenido o tendrán su origen y fundamento en uno o más actos jurídicos fundacionales de una o más de las siguientes instituciones: Corporación de Ayuda al Niño Quemado; Fundación COANIQUEM; Confraternidad de Cristo Flagelado, COANIQUEM Burned Center Aid for Children Foundation; COANIQUEM Educa Limitada; Fundación COANIQUEM Avances Teconológicos; Avances Tecnológicos Vertebral Limitada”, y cualquier otra que se cree en el futuro bajo el amparo de una o más de estas entidades.

  1. LA FINALIDAD DE LA CONFRATERNIDAD

La finalidad y objetivo de la Confraternidad es sobre todo promover una corriente de espiritualidad que ofrezca a todo sufrimiento humano un profundo sentido corredentor al unirlo al misterio pascual de Jesucristo.

La Confraternidad promoverá por tanto, la veneración de Cristo Flagelado en su Santuario de Pudahuel, en Wies Alemania y en otros lugares. El fomento de esta devoción, contribuirá de modo excelente para cultivar una auténtica religiosidad que de una respuesta siempre nueva al misterio del sufrimiento humano, ofreciendo a toda la Iglesia un espacio de oración y reflexión para acoger y acompañar el mundo del dolor.

La Confraternidad, promoverá también la veneración de María Causa de Nuestra Alegría, porque reconoce en la Madre del Señor, a aquella que se unió perfectamente a los padecimientos de Cristo y experimentó en su sufrimiento la alegría transformadora de la resurrección. Ella misma continúa siendo hoy una fuente inagotable de consuelo y esperanza para aquellos que buscan alivio en su dolor.

De esta forma, los asociados intentan en su vida y en su oración imitar al Señor Jesús, haciendo suya la expresión de la Iglesia: “Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección, esperando tu venida gloriosa“.

3.- REQUISITOS DE AFILIACIÓN

Podrán ser admitidos en la Confraternidad las personas naturales o grupos de personas que cumplan con lo siguientes requisitos:

  1. La pertenencia a la Iglesia Católica.
  2. Solicitud de admisión, por escrito.
  3. La aceptación de los objetivos de la Confraternidad.
  4. La inscripción en el libro de la Confraternidad.
  5. La recepción del documento de admisión.

Corresponderá soberanamente a la Junta Directiva de la Confraternidad, resolver sobre la admisión de un postulante.

La recepción del nuevo miembro se realizará a través de una oración de consagración en la que pronuncia una confesión personal a Cristo Flagelado: ésta debe ser confirmada por a lo menos dos miembros  de la asociación en carácter de padrinos.

La oración de consagración puede ser formulada en forma libre. A través de ella, el nuevo miembro expresa su aceptación plena y sin reservas a la voluntad de Dios sobre su vida.

4.- EL TERMINO DE LA PERTENENCIA

El término de la pertenencia a la Confraternidad puede ser por:

  1. a) Muerte. Cuando el Presidente o Vicepresidente de la Confraternidad están enterados del fallecimiento de un miembro, se aplicará una Eucaristía en el Santuario de Cristo Flagelado.
  1. b) Renuncia solicitada al Presidente por escrito y devolviendo el documento de admisión.
  1. c) Falta grave a las reglas y al espíritu de la Confraternidad calificada por el Presidente previa audiencia al afectado y ratificada por la Junta Directiva. El miembro separado debe devolver el documento de admisión.

5.- DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS MIEMBROS

Los miembros contemplan el sufrimiento de Cristo Flagelado.  Adoran al Señor Crucificado y Resucitado, sobre todo en la participación de la Santa Eucaristía e incluyen en su oración a los miembros vivos y difuntos de la Confraternidad y a todos cuantos sufren en su cuerpo o en su espíritu.  Ellos buscan el encuentro con Cristo Flagelado como el Cordero inmolado y Señor glorificado, quien los reconcilió con el Padre; confían en su amor y se dejan  conducir por El de tal modo que se entregan sin reserva al amor de nuestro Redentor.

Todos los miembros están llamados de un modo especial a visitar con frecuencia a Cristo presente en el Santísimo Sacramento del altar, en cuya contemplación descubren el misterio pascual como centro de su vida cristiana, y son acogidos por el Señor y enviados como testigos de la Resurrección. “Ellos mismos robustecen su esperanza, descubriendo que, con Cristo, el sufrimiento y la tristeza pueden transfigurarse, puesto que con El ya hemos pasado de la muerte a la vida. Por eso, cuando ofrecen al Señor de la historia su propia vida, su trabajo y toda la creación, El ilumina sus jornadas.» (S.S. Juan Pablo II, en Mensaje a Mons. Albert Houssiau, Obispo de la Diócesis de Lieja con motivo del 750 aniversario de la Solemnidad de Corpus Christi, 28 de mayo de 1996)

Ellos quieren llevar al mundo la gloria de la Resurrección y el fruto de su sufrimiento; lo hacen a través de su apertura a la renovación de sus vidas por el Espíritu Santo y con la ayuda permanente de María Causa de Nuestra Alegría. Con esta fuerza procuran acoger a toda persona que sufre en las situaciones concretas de la vida  familiar, en el trabajo y en la sociedad.

– Lo realizan cuando junto con todos los cristianos y hombres de buena voluntad aspiran a la promoción de la unidad y la paz en la oración y el amor a Cristo Flagelado.

– Cuando tratan de reconocer en los insignificantes y en quienes sufren al Señor sufriente y se dejan disponer a servir en ellos al Señor que padeciendo dio sentido al sufrimiento humano, y es causa permanente de gozo y alegría.

Los miembros se obligan a promover la veneración de Cristo Flagelado y de María Causa de Nuestra Alegría, sobre todo en aquellas iglesias donde se encuentra su imagen. Igualmente se preocupan de estimular la presencia de peregrinos al Santuario de Cristo Flagelado que está en COANIQUEM y a la Iglesia de Wies en Alemania.

6.- PROMOCION DE LA VIDA ESPIRITUAL  DE LOS MIEMBROS

La Confraternidad promueve la vida espiritual de sus miembros mediante:

– Ofrecimiento de días de recogimiento y retiros espirituales en los cuales los miembros y candidatos a la Confraternidad descubren una vocación particular que los mueve a dejar orientar su vida  por Dios en una permanente renovación, y a responder a su llamada de un modo personal experimentando la transformación interior que el  Espíritu Santo  realiza en los suyos.

– Disponiendo el Santuario de Cristo Flagelado para los fieles, donde se procura acoger a todos cuantos sufren, y buscan en Cristo paz y consuelo.

– Invitando a cuantos quieran participar como Servidores del Santuario, en la acogida de los peregrinos; Servidores del altar, a niños acólitos; y como integrantes de grupos pastorales y del Coro del Santuario para el servicio litúrgico y el fomento de la amistad entre los asociados y personas de buena voluntad.

– Enviando una circular a los miembros y a interesados para profundizar la  espiritualidad y promover el encuentro con Cristo Flagelado y su Madre; se invita a los miembros a contribuir a esta circular con testimonios de su propia vida para alabanza de Cristo Flagelado y de María Causa de Nuestra Alegría.

– Organizando la fiesta de la Confraternidad el segundo domingo de noviembre; los miembros reciben el derecho de ubicarse en la procesión inmediatamente detrás de la imagen de Cristo Flagelado.  En este mismo día tendrán la posibilidad de renovar su pertenencia y su compromiso con Cristo Flagelado.

7.- LOS ORGANISMOS DE LA CONFRATERNIDAD

Los organismos de la Confraternidad son la Presidencia de Honor, la Asamblea General y la Junta Directiva.

  1. A) Presidencia de Honor

Estará integrada por el Arzobispo de Santiago y por el Custos de la Iglesia de peregrinos de Wies, Alemania.

Los Presidentes de Honor podrán asistir a la Asamblea General con derecho a voz y voto.

  1. B) La Asamblea General.

Constitución.

Está constituida por todos los miembros inscritos en la Confraternidad y presidida por el Presidente Ejecutivo, o quien le corresponda subrogarlo en su ausencia.

Objetivos y facultades

  1. a) Su objetivo será especialmente la promoción de la vida espiritual de sus miembros. Sin perjuicio de ello, tendrá atribuciones para tomar decisiones relativas a la administración y buena marcha de la Confraternidad.
  1. b) Podrá tomar acuerdos que importen la modificación de la Regla de la Confraternidad, los que serán sometidos a la ratificación del Arzobispo de Santiago.
  1. c) Fijará la cuota mínima de contribución.
  1. d) Tratará las solicitudes que provengan de la Presidencia y de los miembros.

Funcionamiento.

La Asamblea General tiene lugar ordinariamente cada año en la fiesta de la Confraternidad el segundo domingo de noviembre.  Por lo menos quince días antes el Presidente invitará por escrito a los miembros informándoles del orden o programa del día.  Se pueden convocar Asambleas Extraordinarias cuando así lo disponga el Presidente o a solicitud escrita de a lo menos un décimo de los miembros. El Presidente convocará la Asamblea General Extraordinaria observando el procedimiento prescrito anteriormente e indicando la fecha y la tabla propuesta.

Quorum

  1. a) La Asamblea General podrá sesionar con los miembros que asistan cuando todos ellos hubieren sido convocados debidamente. Los acuerdos se adoptarán por mayoría absoluta de los presentes en votación abierta.
  1. b) Tratándose de la modificación de la Regla de la Confraternidad o su disolución, se requerirá a lo menos el voto conforme de tres cuartas partes de los presentes, ratificado por la Junta Directiva. Ratificada la disolución, sus bienes pasarán a la Corporación de Ayuda al Niño Quemado, y si ésta no pudiere o no quisiere aceptarlos, al Arzobispado de Santiago.
  1. c) La elección de los Consejeros de la Junta Directiva de la Confraternidad se realizará en forma secreta, cuando corresponda su renovación o cuando la mitad de los miembros presentes así lo pidan.
  1. B) La Junta Directiva

Está compuesta por el Presidente Ejecutivo, el Vicepresidente y 7 Consejeros de la Confraternidad.

  1. a) Los miembros de la Junta Directiva han de pertenecer a la Confraternidad y serán los que siguen.

PRESIDENTE EJECUTIVO

Un Obispo Auxiliar de Santiago, designado por el Señor Arzobispo de Santiago, quien podrá delegar sus funciones.

VICEPRESIDENTE

El Presidente de la Corporación de Ayuda al Niño Quemado, y si no puede o no desea aceptar, un socio que haya sido al menos tres años miembro de uno o más directorios de cualquiera de las instituciones que conforman el  Grupo COANIQUEM.

CONSEJEROS DE LA CONFRATERNIDAD

  1. El Capellán o Rector del Santuario de Cristo Flagelado, y en ausencia de éste, el Párroco titular de la Parroquia a que pertenezca el Santuario de Cristo Flagelado u otro sacerdote designado por la autoridad eclesiástica.
  1. Un socio de COANIQUEM que haya sido a lo menos tres años miembro del Directorio de alguna de las entidades que conforman el “ Grupo COANIQUEM”, designado por el Directorio de la Corporación de Ayuda al Niño Quemado
  1. Un funcionario en ejercicio de la Corporación de Ayuda al Niño Quemado o de cualquiera de las instituciones que conforman el Grupo COANIQUEM, con a lo menos tres años de antigüedad en la institución, designado por el Directorio de la Corporación de Ayuda al Niño Quemado y ratificado por el Presidente Ejecutivo.
  1. Cuatro Consejeros elegidos por los miembros inscritos en la Confraternidad de Cristo Flagelado, y ratificados por Presidente Ejecutivo. La elección se realizará en la Asamblea General Ordinaria cada tres años y a partir de 1999.
  1. b) La Junta Directiva elegirá dentro de sus Consejeros un Tesorero y un Secretario.
  1. c) Los cargos de la Junta Directiva tendrán una duración de tres años, y sus miembros podrán ser reelegidos. En caso de alejamiento de algún miembro antes de cumplir el plazo de renovación, se designará de acuerdo al procedimiento anterior un reemplazante hasta completar el período en curso.
  1. d) La representación de la Confraternidad corresponderá a la Junta Directiva, la que podrá delegarla en alguno de sus miembros. Tendrá competencia además para conocer y resolver todo aquello que no corresponde a la Asamblea General o en los asuntos que ésta se ha reservado para casos particulares. Sesionará a lo menos cada tres meses.
  1. e) Las atribuciones de la Junta Directiva son:

– La preparación de la Asamblea General

– La  realización de las decisiones que tome la Asamblea  General

– La promoción de la vida espiritual de los miembros de la Confraternidad

– La confección y despacho de circulares

– La planificación y realización de otras actividades en el Santuario de Cristo Flagelado (de orden litúrgico o pastoral)

  1. f) Las decisiones Jurídicas y Administrativas que en cada caso en particular, sobrepasen un valor equivalente a 100 Unidades de Fomento sólo pueden ser asumidas con el consentimiento de la Asamblea General
  1. g) Las decisiones de la Junta Directiva deben ser expuestas por el Presidente o Vicepresidente a la Asamblea General
  1. h) La Junta Directiva será convocada por el Presidente por escrito con, a lo menos, 15 días de anticipación y con indicación de la tabla. La Junta tomará sus decisiones con la mayoría relativa (la mitad más 1) y en votación pública.  En el caso de votos iguales decidirá el  voto del Presidente.  La Junta Directiva  sólo podrá tomar decisiones cuando estén presentes, a lo menos, 5 de sus miembros, entre ellos el Presidente o el Vicepresidente o sus reemplazantes.  Para la convocación y toma de decisiones tienen vigencia los puntos precedentes.

DEL PRESIDENTE Y DEL VICEPRESIDENTE

  1. i) El Presidente Ejecutivo debe ejecutar las decisiones de la Asamblea General y de la Junta Directiva. Es su obligación llevar los asuntos corrientes de la Confraternidad y tiene derecho, dentro del marco de esta actividad, de tomar decisiones jurídicas y administrativas hasta un valor equivalente a 100 Unidades de Fomento, para cada operación.

 

  1. j) Corresponderá al Vicepresidente subrogar al Presidente Ejecutivo cuando éste estuviere ausente o impedido. El Vicepresidente será subrogado por el Secretario de la Junta, y en su defecto por el Tesorero.

ACTAS

  1. k) El Secretario confeccionará las Actas de la Asamblea General y de la Junta Directiva de la Confraternidad.

8.- CONTRIBUCIONES

  1. a) Los medios necesarios para alcanzar los objetivos de la Confraternidad son proporcionados por las donaciones, herencias o legados que reciba la Confraternidad, por la venta y utilidades que perciba con ocasión de los contratos que celebre, por las contribuciones de sus miembros y otros dineros que perciba por cualquier concepto. Las contribuciones de sus miembros se cobran anualmente y deben ser pagadas antes del 2 de noviembre de cada año.
  1. b) Cada miembro fija el monto de su contribución al momento de ser admitido en la Confraternidad. El aporte mínimo es de 24 Unidades de Fomento anuales para personas particulares y para grupos es un monto a convenir con la Junta Directiva.

Los sacerdotes, religiosos, miembros de institutos de vida consagrada; los pacientes de COANIQUEM y sus familiares directos;  el personal y los miembros del Directorio de la Corporación de Ayuda al Niño Quemado y de la Fundación COANIQUEM; y los Miembros de la Junta Directiva de la Confraternidad, podrán  optar en conciencia por un monto menor, o liberarse del pago de esta obligación.

  1. c) Los bienes y recursos de la Confraternidad deberán destinarse a sufragar los gastos que esta requiera. Sin embargo, por acuerdo de la Junta Directiva, podrán donarse parcialmente a la Corporación de Ayuda al Niño Quemado, a la Fundación COANIQUEM u a otra institución de la Iglesia Católica. Excepcionalmente, podrán ser donatarios personas naturales u otras instituciones de beneficencia.

9.- ORACION E HIMNOS DE LA CONFRATERNIDAD

ORACION A CRISTO FLAGELADO

Bendito seas Señor Jesucristo

Hijo del Dios vivo.

Tú eres el Redentor del mundo

Nuestro Salvador y Señor

En ti cobra sentido nuestro sufrimiento

porque fuiste flagelado por nosotros

Ven Señor Jesús y ayúdanos

para que tomados de tu mano

lleguemos al gozo del Reino de tu Padre

Tú Señor, que te dejas atar las manos por nosotros

Tú que te entregas en manos de nosotros los pecadores

ven y ayúdanos para que tomados de tu mano

demos sentido a nuestro sufrimiento

y lleguemos al gozo del Reino de tu Padre.

Tú Señor, que te entregas en manos del Padre

Tú que nos llevas atados a la libertad y la esperanza

Ven Señor Jesús y ayúdanos

para que tomados de tu mano

lleguemos al gozo del Reino de tu Padre.

Amén.

HIMNO A CRISTO FLAGELADO

I

Oh Cristo Flagelado

por nuestra salvación

Tú eres mi esperanza

y alivio en el dolor

De ti viene la fuerza

de ti viene el perdón

el gozo y la alegría

de nuestra redención.

II

Y tú Virgen María

consuelo en la aflicción

salud de los enfermos

y nuestra bendición.

Tú eres Casabierta

nos das tu protección

Condúcenos al Padre

al Reino de su Amor

 

SUPLICA A CRISTO FLAGELADO

Amigo Jesús

te ofrezco mi vida

mi pena y dolor,

mis ojos, mis manos

y todo mi amor

Amigo Jesús,

te pido tu fuerza

tu luz, tu perdón

manténme muy cerca

de tu corazón.

HIMNO A MARIA, CAUSA DE NUESTRA ALEGRIA

I

Oh causa de nuestra Alegría

alivio de mi dolor

Madre de mi Salvador

Gloriosa Virgen María

II

Oh Causa de nuestra Esperanza

acoge toda mi pena,

dame tu mano serena

Señora de mi Confianza

III

Oh Causa de nuestro consuelo

condúceme al redentor

guárdame siempre en su amor

querida Madre del Cielo.

 

11.- ARTICULO TRANSITORIO

La Junta Directiva para el período 1996-1999, estará integrada por las siguientes personas:

PRESIDENTES DE HONOR

PRIMER PRESIDENTE

Cardenal Carlos Oviedo Cavada, Arzobispo de Santiago, Presidente de Honor de la Fundación COANIQUEM.

SEGUNDO PRESIDENTE

Monseñor Georg Kirchmeir, Custos de la Iglesia de Wies.

PRESIDENTE EJECUTIVO

Monseñor Horacio Valenzuela Abarca, Obispo Auxiliar de Santiago y Vicario de la Zona Oeste.

VICEPRESIDENTE

Dr. Jorge Rojas Zegers, Presidente de la Corporación de Ayuda al Niño Quemado.

CONSEJEROS DE LA CONFRATERNIDAD

  1. Padre Sergio Della Maggiora, Párroco de San Luis Beltrán.
  1. Señora Elcira Jarpa Gana, Socia de COANIQUEM que ha sido más de tres años miembro del Directorio de la Corporación de Ayuda al Niño Quemado.
  1. Señora Carmina Domic Cárdenas, Enfermera en ejercicio de la Corporación de Ayuda al Niño Quemado con más tres años de antigüedad en la institución.
  1. Hermana Antonia Halene
  2. Hermana Paula Straub
  3. Señor Luis Héctor Bravo Garretón
  4. Señor Fernando Rojas Zegers.

PUDAHUEL, NOVIEMBRE DE 1996