Especialidades

Especialidades

Cirugía

La realización de injertos es parte esencial en el tratamiento inicial de las quemaduras profundas para lograr la cobertura precoz de la herida. A su vez la cirugía plástica reparadora es la alternativa para tratar las secuelas cuando el tratamiento de rehabilitación médica ha completado sus efectos y las cicatrices residuales afectan la función de alguna parte del cuerpo como consecuencia del crecimiento del niño. Una vez terminado el desarrollo del niño, en su adolescencia, corresponde mejorar por último los problemas estéticos residuales. Un tipo especial de intervenciones quirúrgicas en estos pacientes consiste en la instalación de expansores de la piel que consiste en dispositivos que permiten hacer crecer la piel vecina a una cicatriz para cubrir, en una segunda operación, la herida que se forma al resecar la zona con fibrosis.

Anestesiología

La calidad del manejo anestésico es fundamental para otorgar la seguridad necesaria en las intervenciones quirúrgicas y, además, permite evitar y disminuir el dolor asociado a este tipo de procedimientos. En este sentido, la experiencia lograda en la aplicación de anestesia local a segmentos corporales como complemento de la anestesia general, lo que permite prolongar el período sin dolor postoperatorio por varias horas, facilita la recuperación de los niños y ha sido un elemento que permite una mejor adhesión a los tratamientos en los casos más graves.

Pediatría

El pediatra interviene en dos instancias:

• Pacientes en tratamiento en el Centro de Rehabilitación: ya sea en su etapa aguda o en su etapa de rehabilitación, y que presentan además alguna patología que requiera un tratamiento y control (enfermedades agudas respiratorias, digestivas, infecciosas, etc).

• Evaluación pre-operatoria: Todos los pacientes que van a ser sometidos a cirugía ambulatoria en el Centro de Rehabilitación, deben ser evaluados para determinar si se encuentran en óptimas condiciones de salud para ser sometidos a anestesia general y a la intervención quirúrgica, momento en el cual se da el pase pediátrico para la cirugía.

Psicología

La atención psicológica está orientada tanto a disminuir la angustia de los padres -por el sufrimiento del hijo accidentado, la incertidumbre del pronóstico, y el sentimiento de culpa-, como el temor de los pacientes frente a una situación en la que se siente agredido luego de haber experimentado dolor, asociado al accidente y a algunos procedimientos terapéuticos. El apoyo al niño y a su familia permite además la continuidad del tratamiento y el adecuado cumplimiento de las actividades terapéuticas que deben realizarse en el hogar. La aceptación de los cambios que provoca el accidente favorece a su vez la ayuda que se entrega a los niños para su adaptación y reinserción social en su medio.

Fisiatría

El equipo de rehabilitación está dirigido por un Médico Fisiatra, quien evalúa al paciente, realiza una detallada historia clínica y examen físico, sobre la base del cual elabora un plan de tratamiento con objetivos específicos a corto, mediano y largo plazo; para trabajar en conjunto con los diferentes miembros del equipo: kinesiólogo, terapeuta ocupacional, psicólogo y asistente social. Además, controla al paciente durante su etapa aguda y de secuela, reevalúa y modifica el plan de tratamiento de acuerdo a las necesidades de cada niño. También coordina las acciones que realizan los diferentes miembros del equipo y se interrelaciona con médicos de otras especialidades, en particular con el equipo quirúrgico, que en la etapa de secuela buscará el momento más adecuado para la corrección funcional y/o estética de las lesiones cicatriciales. La integración del médico fisiatra ha permitido, coordinar en forma oportuna, precoz, eficaz y eficientemente con el equipo de rehabilitación, las intervenciones que el niño y su familia deben recibir. Además considera y evalúa aquellos aspectos que le interesan al menor y su familia, con respecto a su rehabilitación , integrándolos como parte del equipo.

Dermatología

La incorporación de la Dermatología ha sido una innovación fructífera en el abordaje integral de las quemaduras en niños. El aporte de especialistas que conocen con profundidad el desarrollo de la piel, la reacción de este órgano ante distintas agresiones, y las diversas patologías que la pueden afectar, ha sido muy positivo para mejorar la efectividad de tratamientos que tienen relación con alteraciones de la humidificación y los cambios de color que afectan a las cicatrices. También lo ha sido para diagnosticar oportunamente patologías asociadas, alérgicas o infecciosas, y también aquellas enfermedades agregadas que dificulten los tratamientos de los niños quemados evitando además su derivación a otros lugares.

Kinesiología

Dispone de un gimnasio donde pueden atenderse varios niños simultáneamente, en el cual los kinesiólogos proporcionan el tratamiento según la etapa de cicatrización en que se encuentren. Inicialmente se indican sistemas compresivos mediante el uso de prendas confeccionadas con telas elásticas, o bien utilizando materiales semirígidos o rígidos, cuya presión disminuye el engrosamiento de la piel. Cuando ya se ha constituido la cicatriz definitiva se realizan en los pacientes ejercicios dermokinéticos, técnica de masajes cuya finalidad es flexibilizarla y elongarla, mejorando su calidad textural, disminuyendo también las adherencias a planos profundos. Asimismo se efectúa ejercitación terapéutica y reeducación motriz para obtener la recuperación articular, muscular, postural y respiratoria de los niños con mayor compromiso. Esta unidad cuenta con boxes de fisioterapia que permiten, a través del uso de equipos especiales, aplicar calor superficial, hidroterapia, ultrasonido y electroanalgesia para mejorar las condiciones de los tejidos en el área cicatricial. Todo lo anterior permite mejorar la calidad de vida de los pacientes y distanciar las intervenciones quirúrgicas y mejorar la condición de la piel antes de una operación.

Terapia Ocupacional

Consta de un taller donde las terapeutas ocupacionales diseñan, confeccionan y controlan órtesis utilizadas para mantener posiciones antideformantes y tratar alteraciones de piel, músculo y articulaciones. Se emplean asimismo elementos rígidos y semirígidos para comprimir y modelar cicatrices hipertróficas en zonas especiales, en particular cara, cuello, manos y pies. Además se dispone de una sala de ejercicios para, mediante el incentivo del juego, manualidades y arteterapia, prevenir y tratar alteraciones funcionales. También sus profesionales evalúan y entrenan a los niños que han quedado con limitaciones físicas para la independencia en las actividades de la vida diaria, y colaboran en la inserción o reinserción escolar y laboral, enseñándoles a utilizar sus capacidades funcionales remanentes.

Servicio Social

Ayuda al niño quemado y su familia realizando, cuando es necesario, una coordinación expedita con las instituciones comunitarias del lugar de procedencia de los pacientes de escasos recursos, que son la mayoría en el accidente de quemadura. El diagnóstico social oportuno permite otorgar facilidades para la concurrencia del niño y su familia a tratamiento, disminuyendo las posibilidades de deserción vinculada a dificultades económicas, ofreciendo en estos casos gratuidad para el transporte y alojamiento en Santiago para los pacientes de otras regiones del país.

Enfermería

En este sector se tratan aquellos pacientes con heridas originadas por quemaduras recientes, cuando no es indispensable hospitalizar, o bien cuando quedan con heridas residuales después del egreso de una clínica. También se efectúan aquí las curaciones postoperatorias después de una cirugía correctora de cicatrices. Un equipo de enfermeras de amplia experiencia acoge con calidez a los niños y a sus padres, que habitualmente llegan impactados por la situación que les ha provocado el accidente, y se esmeran por realizar los procedimientos en forma atraumática, otorgando seguridad y confianza a los usuarios.

Nutrición

Obtener una rápida recuperación del estado nutritivo de los niños que han tenido hospitalizaciones prolongadas con múltiples injertos y complicaciones propias de las quemaduras extensas, es una prioridad en su rehabilitación. La ayuda de un profesional dedicado a esta temática es fundamental para orientar sobre una adecuada alimentación y controlar sus logros. Por otra parte. la obesidad se ha hecho cada vez más frecuente en nuestro país y perjudica el tratamiento de las cicatrices, dificultando un mejor resultado en las cirugías de reconstrucción que se planifican, lo que incluso obliga a postergar el procedimiento en los casos de mayor intensidad. En estos casos el control por nutricionista es de gran utilidad.

Unidad de Musicoterapia

Como parte del un equipo multidisciplinario, la Musicoterapia utiliza los elementos musicales como base terapéutica, apoyando al paciente pediátrico, adolescente y su familia en las distintas etapas de su rehabilitación.
Desde un enfoque bio-psico-social, la musicoterapia favorece la expresión de emociones, facilita el movimiento y apoya al paciente durante procedimientos dolorosos e invasivos, así como también estimula al paciente en el ámbito educativo.
En la música y otras actividades creativas sonoro musicales, el paciente logra la motivación necesaria para afrontar su rehabilitación de forma positiva, adherir mejor al tratamiento y tener un espacio de libre expresión, tanto físico como emocional. También se realizan actividades para los padres que favorecen el vínculo materno infantil, y brindan un espacio de autocuidado en un trabajo grupal.